Spread the love

En México contamos con la fortuna de tener una gran variedad de chiles y muchos de ellos se tienen en un formato seco que le da a los platillos un sabor muy peculiar.

Muchos de los chiles secos son de un picor leve y se usan para agregar sabor y textura a un platillo en lugar de agregarle especias picantes.

Para reducir el picante de algunos chiles, se retiran las venas y las semillas, de lo contrario mantendrán su picor aunque sí pierden un poco de su sabor picante cuando se ablandan en agua hirviendo.

La diversidad de platillos que puedes hacer con cada una de las variantes es tan amplio como el estado, tradiciones y cocineras te encuentres.

Pueden ser la base de una salsa para enchiladas o bien algo tan sofisticado como un mole tradicional.

Resultado de imagen para enchiladas

Cuando vas a comprar chiles, puedes toparte con un cambio en sus nombres, esto será según la región, su color o si son frescos o secos.

Entre los chiles clásicos que puedes encontrar están:

a) Chile árbol

Es un chile picante, largo y delgado, de piel roja fina y brillante. Se utilizan para agregar picor a las salsas y guisos de mesa.

Aquí se destaca por ejemplo la famosa “Salsa Taquera”. Las semillas y las venas generalmente no se eliminan de estos chiles cuando se cocinan.

La mejor forma de saber si están comprando chile de árbol mexicano es cuando el chile conserva su tallo, los veas esponjosos con una piel más gruesa.

Las variante de chiles chinos o incluso de la India son muy diferentes a la mexicana y lo primero que notarás es que vienen sin tallo y son más planos.

b) Chile piquín

Curiosamente, entre más pequeño es un chile, más picante será, este es el caso del chile piquín.

Otro dato curioso es que cuando los diversos tipos de chiles pequeños son frescos reciben otros nombres según su forma y la región donde se cultivan.

Como el Tepin que es muy parecido pero es redondo.

El chile piquin es un chile muy común en el estado norteño de Nuevo León, México. Puedes encontrar otras variedades de estos chiles en el sur de México y en otros países de América Central y del Sur.

Otros chiles en el país de tamaño y forma similares a los chiles de piquín son el chilpaya, tepin, timpinchile, totochile, quimiche, chile de monte, bolita de chile, canica, piquin de Coahuila y otros que cambian por región.

Si nunca has cocinado una comida con chiles secos, asegúrate de usar guantes de plástico para evitar la irritabilidad de la piel cuando limpies los chiles y retires las semillas y las venas, más vale prevenir que lamentar.

Si no usas guantes y aún siente una pequeña sensación de ardor en tus manos o dedos, sumérjalos en leche fría para calmar la sensación.

La leche también ayuda a reducir la sensación de ardor si tu comida es demasiado picante para su gusto, toma un poco de leche y la sensación desaparecerá.