El caso más extraño

admin Uncategorized

Entré a la galería de arte como si lo hiciera cada semana desde que nací, el vestido que había conseguido en una tienda de segunda mano no levantaba sospechas sobre su origen, el labial que había elegido combinaba perfectamente y los lentes me daban un aire intelectual.

Caminaba por el lugar y la temperatura era fría, todo estaba hecho de mármoles carrara por lo que era blanco a excepción de las obras expuestas, tenía esta atmósfera de elegancia pero de una forma hostil o al menos yo la interpretaba así.

En realidad no había entrado ahí por el arte, pero era un extra que disfrutaba. Yo tenía una misión, la de encontrar a Margaret Silva, resulta que ella estudia Historia del Arte, tenía hermanos con los que no se llevaba bien y decidió dejar su hogar cuando recién cumplió la mayoría de edad.

Su papá me había contratado por adelantado, hace meses atrás para que le diera un misterioso sobre que… si, adivinaron tiene su nombre con la letra manuscrita. Mi teoría es que le dejó dinero o un cheque con una cantidad exorbitante de dinero, soy curiosa pero respeto la privacidad de mis clientes por lo que no hice el mínimo esfuerzo de averiguar que era, mi trabajo como ya mencioné era encontrarla y entregarle el sobre.

La galería de arte esa noche eran unas pinturas en acuarelas hechas por un francés cuyo nombre no puedo pronunciar y para evitar el vergonzoso momento prefiero no decirlo. Todo eran autoretratos de todas las formas posibles que hay de verse a uno mismo, de colores, blanco y negro, incluso había unos que solo era el lienzo con una mancha negra.

No sé de arte pero me agrada ver y provocar a las pinturas para ver que detonan en mí. Las galerías siempre se me habían hecho ostentosas, esta era la primera vez que entraba a una creo yo lo estaba haciendo bien. Caminé despacio por los pasillos, buscando con la mirada a Margaret, me habían dado su foto y yo había hecho un poco de investigación.

Margaret era una chica bajita, cachetona y con cabello corto. Le gustaban los vestidos, las ranas y cada martes iba por un capuccino de vainilla a la tienda de autoservicio que estaba en la esquina de su casa parecía que le iba bien, cuidaba de un pescado y al menos podía pagar la renta.

La verdad, se me hacía muy tonto todo este show pero creo que si en la calle alguien te da un sobre sería muy sospechoso y las cosas se tornarían demasiado raras e inestables. En cambio ahí tenía un tema de conversación, espacio controlado y el contexto era el indicado.

Tomé una copa con vino de cortesía, nunca he sabido de vinos pero sé que me tengo que camuflajear con el resto y la bebida al parecer se volvió un accesorio, estaba viendo las pinturas cuando de reojo vi pasar a Margaret, se veía más guapa que en las fotos.

Para mi fortuna se quedó quieta viendo el autoretrato de la mancha negra con el lienzo blanco. Le regalé unos minutos para que pudiera disfrutar el momento, me acerqué de forma discreta y le hice la plática.

Al principio Margaret me pareció tímida pero estaba siendo precavida porque en unos minutos nuestro ritmo de plática era impresionante por un instante estaba tan cómoda se me olvidó porque le estaba hablando en primer lugar, paseamos por tres pinturas más hasta que decidí que era momento de terminar mi misión.

  • Esto es para ti

Le dije mientras estiraba la mano y sacaba de mi abrigo el sobre. Pero cuando lo busqué, no estaba. Mi cara me delataba, tenía una mezcla de sorpresa y preocupación. ¡Era mi trabajo!

Margaret se me quedó viendo unos segundos y solo me mostró el sobre. ¿Buscabas esto?

Me quedé muda, toda la ropa que me puse para la ocasión de nada sirvió, no podía quitarme el estrés de la cara. Margaret abrió el sobre y me mostró su contenido solo era una palabra “Cine”.

-Mi padre y yo somos extraños, jugamos esto desde hace años, por desgracia este año te tocó a ti. Disculpa las molestias por favor dile que he ganado, que ahora es mi turno, se limitó a sonreír y se fue.

Yo me quedé perpleja y aunque recibí mi pago me había quedado intrigada con este caso.

Si quieres saber más entra a Mármoles Arca

FUENTES: YouTube, Mármoles Arca, Chilango.com

You May Also Like..

Contando una historia muy diferente de golf

Con mis padres divorciados cuando era joven, mi madre me crió sola y solo veía a mi padre cada dos […]

¿Quieres obtener un acento británico? Sigue a estas 6 celebridades inglesas?

Mucha gente ama el sonido de un acento británico y si las clases de inglés que estás tomando no son […]

Qué ingredientes puedes sustituir para hacer un arroz rojo práctico y con sabor a gourmet

Hacer arroz resulta ser una tarea compleja aun cuando su proceso es relativamente muy sencillo y creo que es precisamente […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *